TODO EMPEZÓ CON HUTCHENCE

Era enero de 1991 y no podía creer que por fin un grupo de rock mundial se presentara en la Ciudad de México, luego de años donde ridiculamente se había prohíbido este tipo de expresiones por miedo a que tuvieran otro sangriento México 68, aunque fue el propio gobierno quien mató a inocentes estudiantes.

Recuerdo que los boletos ni siquiera salieron por ticket  master

Michael Hutchence de INXS. RIP

Michael Hutchence de INXS. RIP

(eso no existía en nuestro país), era un papelito barato el cual hasta se podría sacar una fotocopia y meterse con eso al Palacio de los Deportes.

El grupo abridor en aquella ocasión fueron Los Amantes de Lola, grupo de pop mexicano que en ese tiempo estaban en su mejor momento y que tenían a un muy buen vocalista.

Y luego por fin salió INXS con toda su fuerza, con todo su rock-pop, con toda el ánimo de prender a los 20 mil fans que habían llenado el Palacio y que hasta hicimos fila desde afuera para poder entrar (eso ya no se hace en la actualidad).

Recuerdo a un Michael Hutchence prendido, bailando, corriendo, con una gran voz y presencia escénica y colgándose de los barandales donde estaban los fans del primer nivel.

Tampoco puedo olvidar su  larga caballera moviéndola con ritmo como marcan los más estrictos cánones de un rock-star. Fue fabuloso ver a esta banda australiana que en esos momentos, sin saberlo ellos, vivían sus últimos días de gran popularidad.

De ahí en la capital mexicana todos los conciertos llegaron con todas las estrellas, incluso hasta en un día pueden estar tocando dos o hasta tres bandas importantes en el país y ahora eso a nadie sorprende. Sin embargo en 1991 muchos no podíamos creer que INXS hubiera tocado en tierra azteca.

Luego se dieron unos descansillos, sus siguientes hits ya no sonaron tanto como en los 80’s y luego en 1997 Hutchence se suicidó o se ahorcó accidentalmente. Todavía es un misterio eso. Dicen que hacía una práctica sexual peligrosa asfixiándose y su acto se le fue de las manos y murió.

Su novia tiempo después no aguantó la vida sin Hutchence y también se suicidó.

De esa actuación de INXS ya pasaron 18 años, y no sé si alguien más se acuerde de ese concierto, pero para mí fue ver por fin el rock más cerca de donde vivía, sin tener que viajar a Querétaro o a Guadalajara para ver una banda y eso con lapsos de hasta 10 años para que trajeran a alguien.

Así que donde quiera que esté Michael Hutchence, le digo gracias, porque vinieron a México cuando tenían éxito y no cuando ya eran unos olvidados, algo que acostumbraban hacer mucho en esos tiempos.

Y claro descanse en paz, como se dice en todos estos casos.

Boleto de INXS en su presentación en México el 12 de enero de 1991

Boleto de INXS en su presentación en México el 12 de enero de 1991

18 comentarios sobre “TODO EMPEZÓ CON HUTCHENCE

  1. que buena reseña, me hubiera gustado ver ese concierto pero todavia ni nacia, me faltaban meses, yo los vi en el 2006 con jd fourtune, y estuvo bueno peor me hubiera gustado mas con michel.

    de hecho en la entrada para pista en el palacio d elos deportes en una oficina esta un cuadro que dice INXS que chido que todavia recuerden a este granb grupo

    Me gusta

  2. Estimado Inquisidor, estoy realizando un libro sobre 200 años del espectáculo en México y hacia el final del libro hablo de este primer concierto masivo. Me gustaría utilizar tu reseña como recuadro, por lo cual solicito tu autorización y si es posible que me des tu nombre para ponerlo al final de la reseña. El libro lo estoy realizando con el Auditorio Nacional y saldría para octubre. Espero tu pronta respuesta saludos.

    Me gusta

  3. INXS fuél el inicio, de ahí me llega a la mente la primera vez que U2 vino a México. Quienes tuvimos que hacer la enorme fila con dos días de anticipación, cenar en una combi y dormir con una cobija compartida fue toda una experiencia. Repartieron fichas hechas a mano, yo tenía la 365 y me emocionaba ver a los irlandeses que solamente había podido admirar en concierto gracias a Rattle & Hum en un cine barato de coapa.

    Camina la fila, se acerca la taquilla, emocionado aprieto los billetes que con esfuerzo reuní para el concierto. Escuchar “With or Without You” de la mano de mi novia era el preludio de cualquier adolescente que podría morir después feliz de la vida.

    Ventanilla, vendedor de boletos corrupto que vendió los boletos al precio más alto por los asientos más baratos, pero la cosa era estar dentro. Las luces se apagan, se encienden los faros de los autos colgados en el escenario del ZOO TV Tour, suenan los primeros acordes de ZOO Station y Bono aparece en la pantalla iluminada, multiplicada por la tecnología y el sonido que para ese entonces había sido mejorado en el Palacio de los Deportes, el sitio que se convirtió en su momento en la catedral de los conciertos en México. Un amigo llegó por error-accidente desde las 5 de la tarde acompañado de dos compañeras de la facultad. Espacio vacío y de repente aparecen tres hombres misteriosos, dos enormes y uno solo habla español.
    –”Sus boletos por favor”.
    Miedo, confusión, y a la voz de “yo pagué por ellos” se niega a entregarlos.
    –”Acompáñenme y no hagan escándalo”.
    “Oiga no, qué le pasa… nooo”

    Resulta que el hombre se hacía acompañar de dos peronas del staff de seguridad de U2, y cambiaron sus boletos de último nivel por pases de tercera fila. Haber llegado tan temprano suponía en verdad ser fan del grupo, lo cual tuvo su recompensa.

    Un performance en el centro del escenario a lo largo de un pasillo con visos de unpluged despertó la euforia de los que nos reunimos ese día a corear las canciones que hoy en día son emblemáticas del rock. La compatriota que subií al escenario a corear con Bono “I caaan´t liiive, with or withooout youuu” seguramente tendrá en su mente el momento en que todos los asistentes nos convertimos en una extensión suya para estar arriba viviendo desde ese punto el climático desarrollo de otro de los conciertos más deseados en esa época de miedo social por las manifestaciones de este tipo.

    Gritos, expectativa, luces que se apagan pero que todos sabemos se encenderán nuevamente para darnos la segunda parte del menú… “Hold Me, Thrill Me, Kiss Me” nos presenta a Bono-Mephisto dorado, tosiendo e iniciando las primeras frases del tema de Batman Forever, lanzando al aire Bono dólares que hoy en día son un preciado tesoro que gracias a mi amigo en tercera fila poseo.

    No solo era estar ahí, vivir lo que por alguna razón era importante para los jóvenes que en aquel entonces vivimos el cambio en muchos sentidos y que a la vuelta del tiempo hemos visto crecer los espacios, fechas y oportunidades de seguir disfrutando de la música del mundo.

    Seguramente habrá otros conciertos, para algunos mejores que éste, pero haber ido a Querétaro con Rod, comprar tu boleto en papel “seguridad” para INXS y pernoctar por U2 son de las experiencias vividas que nos permiten decir: Recordar es volver a vivir.

    Me gusta

  4. Ohhh en ese concierto no estuve presente pero fuí la segunda vez que vinieron, me tocó en la fila A, recuerdo que nos mojó con su botella de agua, misma que nos obsequió inmediatamente después, tengo todavía una plumilla de Gary regaló al finalizar el concierto😀

    Fué una epoca mágica porque el que viniera un artista extranjero era un evento doblemente mágico y especial considerando la poca apertura y difusión de conciertos ya que no existia el internet.

    Recuerdo que mas o menos por esos años vino The Cure a Monterrey, al que no pude ir pues soy del D.F. y no había dinero para el traslado hasta allá, además de que era muy joven como para emprender el viaje sola, es de los conciertos que mas lamenté no ir pues en su momento era mega fan de ese grupo.

    Muy buen post, me trajo muy buenos recuerdos… y como dices, que Descance en Paz Michael Hutchence, fué una gran pérdida en el mundo musical.

    Saludos ¡

    Me gusta

  5. Gracias por leernos, qué bueno que tuviste la oportunidad de ver a INXS, fueron una gran banda del rock-pop, hicieron su historia y se ganaron un lugar en el mundo del rock’n’roll.

    Me gusta

  6. Todo empezó en Querétaro con Rod Stewart, concierto memorable con portazo y todo y con trsnsmisión en vivo de las dos estaciones que se peleban el nicho juvenil, Rock 101 y W FM yo a mis 15 años ya era adicto a Rock 101., aun cuando WFM grabó todo el concierto., sin embargo creo que el concierto de INXS fue el primero de una banda en su momento y tuve el chance de haber estado en la fila no. 5, sin duda la mejor banda en vivo que he oido. Buenos recuerdos,

    Me gusta

  7. Buena partida en la reseña bloggera rockera. Yo pertenezco a la generaciòn rockera de los 60’s, y disiento un tanto del comentario que se hace de la escasa presentaciòn en Mèxico de grupos -extranjeros- con renombre en la escena rockera, ?Por què? Porque, los chavos de aquèl entonces tuvimos la oportunidad de presenciar grupos -posiblemente a algunos de los que leen no les suenen familiares- tales como: Canned Heat -¡¡en el zòcalo del d.f.!!-; Chicago, John Mayal, Joe Cocker, Black Oack Arkansas, que abrieron el concierto, de Deep Purple -si no mal recuerdo, no padezco alzhaimmer jhe jhe, solo que ya lloviò …- en La Plaza Mèxico, y, y, y quièn creen…¡¡QUEEN!! , este si recuerdo bien el mes: SEPTIEMBRE, y el año: 1981 porque en diciembre de ese año nacerìa mi 1er hijo -esa ya es otra historia-. Asì es, fue, quiero decir. Esto, para la anècdota. Saludos y que cumplas muchos màs.

    Me gusta

  8. P.D. Olvidaba mencionar los conciertos de jazz y blues organizados por ¿? donde se presentaron bluesistas legendarios: B.B. King, Howlin’ Wolf, Muddy Waters, Papa John Creach, y varios otros que de momento no recuerdo. Asì que aunque parcamente, pero si presenciamos buenos conciertos.

    Me gusta

  9. yo estuve en ese concierto y como bien dices fue un parte-aguas en la escena de la música en México, desde ese momento la escena del rock ya no fue igual… como anécdota recuerdo que me puse de acuerdo con dos amigos para ir al esperado concierto de INXS pero a la mera hora se rajaron, eso no me detuvo para ser parte de la historia y me fui yo solo acompañado solo de mis inseparables converse negros, mi único temor era que me quisieran asaltar en el camino o en el palacio de os rebotes, gracias a Dios eso no paso y fue genial ser parte del primer concierto masivo en chilangolandia!

    Me gusta

  10. Si se vendieron los boletos por ticket Master, en parte por eso fue que vinieron, por el inicio de actividades de ocesa y de ticket Master, el concierto muy bueno, aunque muy parcos, nada que ver con Billy Joel, que se presentó 2 meses después, saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s