GRANDES BANDAS DE ROCK ECLIPSADAS POR EL DESTINO

Pretty Boy Floyd no llegó a ser el nuevo Poison

Pretty Boy Floyd no llegó a ser el nuevo Poison

En el mundo del rock hay bandas que en un tiempo nos hicieron vibrar y que incluso pensábamos que podrían llegar a ser legendarios, ya que mostraban gran calidad en su música y su imagen iba acorde a su propuesta, pero algo pasó que no pudieron cuajar y se quedaron en el camino, terminando sus destinos en el olvido, aunque siempre habrá algunos fans que conserven sus discos con nostalgia.

Estos son algunos ejemplos:

Faster Pussycat: Realmente brillaban, su vocalista Taime Downe con su pelo rubio y sus lentes oscuros con ese labial rojo que nunca le faltaba, emocionó a muchísma gente en los famosos clubes Roxy o Cathouse en Los Angeles. Luego llegaron a las masas y al Top Ten con su power ballad “House of Pain”.

Le abrieron a bandas  reconocidas como Aerosmith o Kiss. Tenían un hard-rock potente, y cuando todos pensaban que darían el paso a convertirse en la banda que competiría contra  Guns N’ Roses, simplemente ya no pasó nada, llegó el grunge con Nirvana y casi desaparecieron.  Aún en la actualidad disfruto sus discos, sus canciones y Downe sigue activo, aunque él es el único integrante original de Faster Pussycat.

Faith No More: Fueron los primeros en rapear descaradamente en una canción de metal, recordemos que esto ya lo había hecho gente como Blondie en el rock, aunque en ese tiempo todo quedó como una demostración de la cultura negra hecha por blancos.

Esta banda prometía seguir desarrollando este innovador estilo, pero no fue así, y al no darnos otro  hit rapeado como “Epic”, fueron casi olvidados. En los 90’s bandas del Nü metal tomaron el estilo y lo llevaron a su máximo nivel. Actualmente Faith No More se encuentra en pleno proceso de reencuentro, esperemos que tengan éxito.

Kingdom Come: Hicieron mucho ruido cuando debutaron, principalmente porque su cantante parecía un clon de Robert Plant de Led Zeppelin, por su voz.

Los críticos no tuvieron compasión contra ellos por esta similitud, mientras llegaban a las listas e interesaban a muchos fans con su música, sin embargo su estilo tan influenciado por Jimmy Page provocó que el interés que habían provocado al inicio terminara para siempre.

Georgia Satellites:  Su hit “Keep your hands to yourself”, fue un gran suceso, llegando a estar en el número 2 del hit parade, sólo quedando atrás de “Livin’ on a prayer” de Bon Jovi.

Recuerdo todavía haberlos visto muy contentos en una premiación de música y ser considerados favoritos, (eso fue en 1987), luego ya no supe de ellos. Su rock que sonaba tan honesto y prometedor para más discos clásicos, pero todo quedó reducido a casi nada.

Go Go Dolls: Cuando Go Go Dolls sacó “Iris” el soundtrack de la película “City of Angels”, realmente parecía  que este trío había llegado para revivir una nueva etapa de las power ballads. Su canción tenía fuerza, arreglos dramáticos y un requinto nada complicado pero tocado con mucho sentimiento.

Los Go Go Dolls ya llevaban tiempo intentando brillar en el ambiente musical, incluso tocando metal, y fue  hasta que hicieron la balada “Iris” que en 1998 pudieron ubicarse en los primeros lugares, pero ya no pudieron repetir la fórmula, la musa jamás volvió a inspirarlos, y aunque siguen activos, su  música es sólo para sus fans y  las masas los olvidaron.

Cinderella: En los 80’s reinaban en el hard-rock bandas como Bon Jovi, Poison, Mötley Crüe, Guns N’ Roses  y tanto fans como críticos esperábamos que Cinderella tomara también el trono y nadie los bajara de ahí, ya que habían sacado varios hits y discos muy buenos, pero sin llegar a ser un suceso como las otras bandas mencionadas.

Hicieron un último intento con la hermosa balada “Heartbreak Station”, pero no pudieron competir con el monstruo en que se había convertido Guns N’ Roses y menos con el ritmo letal que había inventado Nirvana, la historia ya la conocen, el glam desapareció cuando el grunge explotó.

Nitro: Tenían todo para dominar el heavy metal, un guitarrista veloz  como Michael Angelo Batio que tenía una extravagante guitarra de cuatro brazos y podía realizar sus digitaciones con las dos manos al mismo tiempo y un cantante con unos agudos impresionantes como Jim Gillette, así que sólo era cosa de tiempo para esperar su dominio mundial.

A pesar de que tenían gran reputación como músicos, el éxito nunca llegó y todo quedó en buenas críticas técnicas sobre su desempeño vocal y guitarrístico. Simplemente no pasó nada, y jamás se convirtieron en megaestrellas.

Vinnie Vincent Invasion: El guitarrista Vinnie Vincent había salido de la exitosa banda Kiss, donde realizó varias composiciones de peso junto a Gene Simmons y Paul Stanley, por lo tanto su proyecto musical era esperado con mucha expectativa.

Reclutó a grandes músicos y comenzó su aventura para demostrar que podría trascender en el mundo del hard-rock, pero las ventas de platino nunca llegaron, le fue mejor a los músicos que trabajaron con Vinnie, ya que Mark Slaughter formó una banda con su apellido y tuvieron algunos hits, antes de que el grunge también los sepultara.

Mr. Big: Esta banda llegó a tener un éxito decente, pero los críticos no esperaban que hicieran power ballads, que fue lo que realmente trascendió de ellos, todos esperaban grandes obras, como lo hizo Deep Purple o Led Zeppelin.

Y para tener en sus filas a gente virtuosa como el guitarrista Paul Gilbert o el bajista Billy Sheehan, se esperaba algo más que buen rock, las expectativas eran que se convirtieran  en un súper grupo, cosa que no sucedió y terminaron sólo gustando en Japón, donde este 2009 regresaron para hacer una minigira en ese país.

Pretty Boy Floyd: Cuando debutaron en el mundo de la música, todos pensaban que eran los nuevos Poison, y ellos se encargaban de presumir que llegarían más lejos que la banda comandada por Bret Michaels.

Sin mucho batallar, lograron un contrato con MCA records, y comenzó una gran campaña de publicidad donde su imagen era portada de varias revistas, pero la realidad es que su calidad musical no estaba a la altura de lo que otras bandas aportaban . Sólo quedaron como lo que fueron, una promesa pero basada en la publicidad.

Dokken: Esta banda norteamericana de hard-rock pudo haber superado a muchos de sus contemporáneos y estaríamos hablando de un súper grupo al estilo Bon Jovi, pero las cosas no fueron así.

Ni la virtuosidad de George Lynch en la guitarra y la voz melódica de Don Dokken pudieron dar ese disco de la consagración, algo similar a lo que pasó con Cinderella.

Desilusionados se retiraron algún tiempo de la escena musical, y hace algunos años el vocalista volvió a conformar la banda, aunque sin la alineación original. Aún existen fans que los siguen, pero siempre con ese pensamiento de que pudieron llegar más lejos.

Neón: En México en los años 80’s durante la explosión del rock en español surgieron bandas de todo tipo, y una de ellas fue Neón, que en sólo dos discos dejó para la posteridad temazos como “Juegos de amor”, y “No hay nada eterno”, donde llegaron a mostrar un estilo avanzado a su época, pero sin perder su toque comercial.

A pesar de que actualmente serían una leyenda como los mexicanos Caifanes o el Tri, se retiraron de la escena musical, sin que los fans pudieran siquiera identificar a sus miembros. Actualmente son un grupo de culto, pero sus producciones ya no están en el mercado, sin embargo, muchos que vivimos el rock en español a finales de los 80’s, vibramos y seguimos emocionándonos con ese coro tan rico de “Juegos de amor”:  “Pa pa reo – Pa pa uereo – Pa pare crita – ea”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s