ANVIL: LA BANDA QUE JAMÁS SE RENDIRÁ

Anvil en su alineación actual

Anvil en su alineación actual

A pesar de que había visto el trailer y diversas entrevistas sobre el documental  Anvil!, The Story of Anvil, no había tenido la oportunidad de verlo, hasta que hubo un ciclo de películas de rock en la Cineteca Nacional, y sinceramente tuve que hacer circo y maroma para poder estar en el único día que proyectarían esta historia de la vida real.

Seré sincero, yo jamás había escuchado a Anvil con detenimiento, no pasó de esas oídas donde le pones poca atención a la banda cuando escuchas su canción en algún raro programa de metal,  aunque se quedó más en el recuerdo las portadas de sus discos y una que otra crónica que llegué a leer en alguna revista especializada.

Pero al ver el documental, te das cuenta que fuiste uno más de los millones de fans del rock que los ha ignorado  porque simple y sencillamente no tuvieron el apoyo publicitario de otras bandas que ni siquiera tienen su nivel musical.

En mi caso, porque no quiero hablar por todos los demás, llegué a escuchar más a Grim Reaper, Raven, Metal Church, y otras bandas de metal, que ya con el tiempo te das cuenta que no valían la pena.

Al ver el documental llegué a pensar que Anvil no tuvo la repercusión que ahora reconocen gente como Slash o Lars Ulrich, debido a que nacieron en Canadá,  y aunque en ese país también  hay bandas monstruos como Rush, igual es cierto que si hubieran sido estadounidenses o ingleses habrían logrado más respeto del que tienen actualmente.

Anvil!, The Story of Anvil es quizás el mejor documental de rock que se haya hecho en mucho tiempo, porque entra en la intimidad de la banda con sus líderes Steve Lips Kudlow (guitarra y voz) y  Robb Reiner (batería), quienes llevan más de 30 años juntos tratando de ser rock-stars.

A pesar de que ya son cincuentones, siguen soñando como adolescentes, aunque tienen familia y sus casas hipotecadas por las deudas que han enfrentado al grabar sus discos. Es impresionante saber que tienen trabajos de repartidores para mantener a sus hijos y esposas y luego en sus vacaciones se van de gira a Europa, aunque en el tour que es documentado en el filme les va tan mal que no ganan nada de dinero.

De hecho Lips acepta que jamás ha tenido ganancias en el mundo del rock, y culpa a las disqueras de quedarse siempre con todo la plata.

Pero ni eso los desanima para seguir en su objetivo de crear música. De hecho con una cinta demo vuelven a interesar a un connotado productor para grabar su disco número 13, pero al no tener los miles de dólares que les piden para plasmar su música consiguen un préstamo cuantioso con un familiar, que lleva años viendo cómo sus sueños se esfuman.

En las sesiones de grabación Lips y Robb Reiner terminan discutiendo muy fuerte, que desarrollan una catarsis por tantos años de no lograr su objetivo y sin  embargo liman asperezas y logran grabar el álbum.

Sin embargo, cuando ofrecen a las compañías disqueras su producto, simple y sencillamente no interesan, y deciden distribuirlo independientemente en sus actuaciones.

Al final logran tocar en Japón, donde en sus inicios impresionaron, pero con una audiencia de cinco mil personas, que corean sus rolas. Y es cuando Anvil, a pesar de los fracasos y de la falta de dinero comprenden que su objetivo de buscar el reconocimiento en  el rock es lo que los ha mantenido con espíritu de lucha en esta vida.

La anécdota es que en ese intento de buscar ser rock-stars, lograron más respeto que muchas, y eso se los subraya un ejecutivo de una disquera, al reconocer su esfuerzo por seguir grabando discos a pesar de tener más de 50 años.

El documental no sólo cuenta su historia, sino que los ubica en el mundo del rock, y provoca que el fan volteé a verlos, y reconozca su esfuerzo, a pesar de las tendencias comerciales de la actualidad.

Si alguna banda de metal es honesta en estos momentos, es Anvil, porque sus fracasos los han hecho humildes y no importa que toquen para 10 personas o cinco mil, simplemente dan todo en el escenario.

Es tiempo para revivir a Anvil, bajen sus rolas, compren sus discos  o vean el documental, pero creo que por fin la vida les hará justicia y por eso es la banda que jamás se rendirá, a menos que llegue la muerte.

 Recomiendo absolutamente ver este documental, ojalá en sus países lo pasen pronto.

Te

3 comentarios sobre “ANVIL: LA BANDA QUE JAMÁS SE RENDIRÁ

  1. Pues ya me había enterado de esta conmovedora historia en TMS…ni espero que la pasen aquí en Venezuela pero ¿quién sabe? No conozco nada de su música, apenas canciones desde q vi ese show. Me parecen muy buenos y originales. De verdad me causa indignación que las disqueras, aun hoy no apoyen la buena música. Antes era por las modas y el cash ahora tienen la excusa de la piratería, pero no me convencen…si ellos quisieran de verdad que uno comprara música original y apoyara a las bandas como se debe harían el esfuerzo de poner los discos en las tiendas, pero cuando vas a ellas lo q consigues es pura basura comercial. Si quieres algo bueno tienes q mandarlo a pedir en el exterior y con lo q te hubieras comprado tres discos te compras solo uno. A pesar de q yo viví mi adolescencia en este siglo recuerdo q en los 90 no era muy diferente. Igual leyendo las historias de bandas tan conocidas como Anthrax te das cuenta de lo hipócrita q es esa industria con ese discursito…por cierto q los de Rush en alguna entrevista se han quejado de no haber visto dinero en los 80’s a pesar de las ventas y los concerts, y así tantas bandas…saludos

    Me gusta

  2. Yo vi el documental y fracamente me conmovio la historia y la lucha de bregar en pequeñas salas, el incidente de la sala en Rumania y la chica llorando por intentar contentar a todos, uf, que dificil es el mundo de show business dentro del rockl y el metal donde parece que en el panteon de las estrellas solo estan los escogidos
    Es muy duro y la historia de Anvil ha servido de reflejo a muchisimos otros grupos que han caido en el camino su historia de lucha y superacion es digna de ser llevada a la gran pantalla
    Las disqueras en los 80´s eran puro mercantilismo donde imperaba el hecho de sacar mas pasta y de forma dura y brutal dejanba atras a todas esas bandas merecedoras de una oportunidad, Anvil ha sido una de ellas, hoy por hoy se ha hecho justicia

    Me gusta

  3. personalmente la escuche y la vi en medellin con dos de mis hijos y me quede asombrado y un poco indignado, como es que una banda de estas caracteristicas de calidad no sea tan reconocida como otras que en realidad no tienen tanto, la comparo con ac dc, quiet riot y otras que me encantan. estoi dispuesto a apoyarlas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s