BABYMETAL: UN EXPERIMENTO MÁS DE LA INDUSTRIA MUSICAL

 

Babymetal la nueva sensación de Japón

Babymetal la nueva sensación de Japón

Crear bandas de laboratorio es toda una tradición en el mundo del pop, porque de esta manera se obtienen grandes ganancias y se coloca a una agrupación o cantante en el gusto de las masas casi inmediatamente.

Con esta idea, la experimentada agencia japonesa de entretenimiento Amuse Inc. apoyan con todo su dinero y promoción a un trío de niñas que se hacen llamar Babymetal, las cuales junto a unos excelentes músicos suavizan con toda intención la música metálica con sus dulces voces, su poca edad, y con sus coreografías llevadas al extremo, donde  pueden bailar hasta un intenso requinto.

Por lo que he  visto en las redes, el éxito parece ser una realidad, porque de su video “Gimme Chocolate!!”, subido desde febrero, ya llevan más de 14 millones de visitas que para cualquier otro artista mayor o menor de este género, ya sería toda una hazaña.

Sí, ya se que cualquier metalero ya estará pensando que todo esto es una basura más para vender, pero en una época donde el rock está a la baja y el metal solo llena estadios con festivales y todas las bandas clásicas de siempre se están haciendo viejas, de repente ver que hay una generación nueva retomando el concepto del metal -muy diluido- parece ser la opción para reinventar un género, usando los criterios actuales de mercadotecnia, internet, redes sociales, y todo el dinero del mundo para dar a conocer un producto.

Por esta razón, dejaremos de conocer a las bandas que nacieron del garaje, del barrio, porque estas se quedarán tocando en el bar de su colonia, por otro lado, habrá más agencias buscando ese producto para entretener a las masas, la inspiración musical romántica queda en segundo termino, primero es la imagen, la actitud, la arrogancia en el escenario y después la contratación de los profesionales que harán sonar como dioses a ese producto.

¿Recuerdan ese triste dueto pop llamado Milli Vanilli?, actualmente no se hubieran sentido tan culpables de no cantar, porque su simple imagen los hubiera consagrado con más fuerza de lo que vivieron en los 80’s.

Así que Babymetal es solo el inicio de lo que veremos pronto de esos países del Medio Oriente o de más naciones, donde habrá música metálica para entretenimiento puro y es ahí donde conceptos planteados, que ahora parecen ridículos, podrían ser una realidad mañana, por ejemplo ver a Kiss tocando en vivo sin ningún integrante original y cambiando de miembros que trabajen por contrato, gira, disco o memoria USB, y luego llamar a otros para que interpreten a Spaceman, Demon, Catman y Starchild.

Las niñas de Babymetal (Suzuka Nakamoto, Yui Mizuno, Moa Kikuchi) quizás no están conscientes que su agencia maneja algo mas allá de simple música, también son como una especie de carnada, porque no son precisamente para público infantil tipo Barney, en los conciertos que están en YouTube se escuchan muchos hombres emocionados, ¿material para el deseo de pedófilos?, no creo que alguien pueda negármelo. ¿O solo gritan extasiados por su talento? ¡Por favor!

Estas chicas son como muñecas de manga reales, por algo su empresa ya las llevó a ser abridoras de Lady Gaga, a pesar de que esta cantante no es metalera, pero todo va con las reglas de la actualidad, donde hay tanto géneros que llegará un momento donde todo será uniforme, solo la melodía nos dará la diferencia. (Ojalá esa predicción no pase).

 

 

 

Anuncios