“EL CENICIENTO DEL ROCK”: LA HISTORIA DE SIXTO RODRÍGUEZ

Rodríguez es un caso extraordinario en la música

Rodríguez es un caso extraordinario en la música

Si yo le dijera en estos momentos estimado lector que en el mundo hay un humilde empleado de la construcción o albañil, que en sus ratos libres toma su guitarra y viaja al extranjero donde muchos fans lo esperan en presentaciones sold out en auditorios de no menos de cinco mil personas, probablemente pensaría que me estoy inventando un libreto estilo “Cenicienta” , pero afortunadamente esto es real.

El dicho de que la realidad supera la ficción es precisamente lo que ha vivido un músico estadounidense de origen mexicano, llamado Sixto Rodríguez, quien después de dos discos que nadie compró en América -a inicios de los años 70- , por un capricho del destino su obra llegó  a Australia y Sudáfrica (en la época del Apartheid), logrando penetrar en el gusto de los habitantes de esos países,  quienes tomaron las canciones de Rodríguez como himnos en sus vidas, considerándolo prácticamente un rockstar de gran nivel pero misterioso, porque por décadas no se supo qué había pasado con él, incluso se pensaba que se había suicidado en pleno escenario.

Todo esto que les cuento viene con más detalle en el documental ganador del Oscar en 2012 llamado Searching for Sugar Man, donde narra la historia de este extraordinario músico.

Pero la pregunta que me hago constantemente es por qué Rodríguez no gustó en Estados Unidos, ya que los dos productores experimentados que trabajaron con él –y que llegaron a producir a gente tan prestigiada como Ringo Star- estaban más que seguros que este cantautor llegaría muy lejos por su estilo tan profundo y crudo en sus letras, que hacían eco de la voz de los desprotegidos, de los que luchan diariamente por tener una oportunidad, con música punzante, con esos tintes blues,  folk rock nostálgico, desmarcándose totalmente del estilo hippie tan en boga de finales de los 60’s e inicios de los 70’s. Todo un poeta pero más real, más interesante, más con los pies en la tierra y más atrevido que Bob Dylan.

Escucha su álbum Cold Fact completo

Ante tanta expectativa de parte de los conocedores, la pregunta es por qué fracasaron sus discos en Estados Unidos.

Se puede pensar que quizás tuvo poca promoción, o su origen latino sufrió de racismo de parte de los escuchas, sin embargo Carlos Santana que también es mexicano, logró conquistar el mercado mundial.

Las portadas poco atractivas de los álbumes podrían ser otra explicación o de plano el público de ese tiempo exigía más distorsión en la guitarra, preferían música agresiva (en esos tiempos ya estaba de moda Led Zepellin, Deep Purple y Black Sabbath), la onda acústica interesaba menos en el mundo del rock.

Sin embargo, a finales de los 70’s realizó una gira por Australia y la banda de soporte fue Midnight Oil (sí, los de “Beds are Burning”) logrando cautivar a sus fanáticos de ese país, pero después ya no pasó absolutamente nada.

Años después, sus discos llegaron a Sudáfrica en versión pirata, en una nación que tenía un sistema totalitario y racista, y donde había  habitantes que querían que esto ya no continuara, por esas razones Rodríguez hizo inmediatamente click con los sudafricanos, prácticamente se enamoraron de su música. Su fama es tan grande en ese país que es considerado una estrella a la par de Elvis Presley o The Rolling Stones, no hay habitante que no cante y sepa de memoria en Sudáfrica las canciones de Sixto Rodríguez.

Sixto vivió el sueño de Ceniciento del rock cuando llegó a Sudáfrica a finales de los 90’s y lo esperaban limusinas y un auditorio sold out, con un público que coreó todas sus canciones y después regresó a su natal Detroit para continuar en su trabajo en la construcción, ¡vaya que Dios es misterioso!

Los últimos informes indican que Rodríguez se dedicó después de sus giras a Sudáfrica, a tocar más, dejando de lado su trabajo de albañilería y por fin ha podido despertar interés en su propio país con los fanáticos de la música alternativa.

Quizás con el tiempo, todo el mundo podrá corear las canciones del Sugar man, como también se le conoce a Rodríguez, por una de sus canciones más representativas.

Recuerden que en la historia de la música hay casos extraños, el más conocido quizás sea el de Wolfang Amadeus Mozart, quien  murió olvidado y pobre y después se convirtió en un indispensable y uno de los más influyentes de la música clásica.

Quizás Rodríguez en un futuro cuando ya no esté en este mundo, su obra cobrará más importancia, por lo cual todo mundo le dará la razón a sus fanáticos sudafricanos y se cumplirá esa frase inmortal de Cristo: “Los últimos serán los primeros”.

Álbumes de estudio:

  • Cold Fact (1970)
  • Coming from Reality (1971)

Un comentario sobre ““EL CENICIENTO DEL ROCK”: LA HISTORIA DE SIXTO RODRÍGUEZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s