NOCHE LITERALMENTE SALVAJE CON GUNS N’ROSES EN CIUDAD DE MÉXICO

Axl y Slash juntos musicalmente nuevamente

Axl y Slash juntos musicalmente nuevamente

Hay un dicho que dice “cada quien habla de cómo le fue en la feria”, y a mí en la segunda fecha del concierto de Guns N’ Roses en el Foro Sol de la Ciudad de México, me pasó de todo; el momento lo podría definir como una noche absolutamente salvaje por el intenso show que presencié, por la pasión totalmente desbordada de los fans, por la inclemencia del tiempo  y por las casi seis horas que estuve parado para no perder mi lugar a 10 metros del escenario.

Al igual que yo, miles de personas se mantuvieron como soldado haciendo guardia, aguantando la intensa lluvia y los golpes del granizo que impactaban con nuestras cabezas sin reparo, todo por querer ver a una legendaria banda que marcó a mi generación, cuando el hard rock y el heavy metal reinaban en el mundo.

La banda abridora: The Cult

Todavía estaba  sufriendo el frío por la intensa lluvia, cuando The Cult salió a escena para realizar su actuación cumplidora, todo funcionando a la orden, buen sonido, Ian Astbury con su voz tan limpia pero con ese intenso grave que lo caracteriza y los requintos esenciales de Billy Duffy. Sin embargo no tocaron la canción que esperaba: “She sells Sanctuary”, será para otra ocasión.

Y por fin los originales Guns N’ Roses

Nuevamente volvió la lluvia levemente y tras media hora de que los roadies acomodaron todo, en las pantallas se fue formando poco a poco el logo de la banda, lo que calentó los ánimos, para dar paso como introducción al tema intro de los “Looney Tunes”, lo que causó gracia en el respetable.

Todavía estaba viendo si Axl se acomodaba en su trono ( por la fractura que tiene en el pie), cuando me distraje viendo a Frank Ferrer quien se hacía dueño del asiento de su batería cuando Rose dijo a la audiencia en español “Hola” , inmediatamente Duff McKagan sorprendió al Foro Sol con la línea de bajo  del clásico “It’s so easy”, esto causó un efecto descomunal porque todos comenzamos a cantar como locos, a brincar como canguros,  ni la lluvia ni la granizada importaban, estábamos viendo por fin a Slash y a Axl juntos, tras años de diferencias.

No nos recuperábamos todavía de la emoción cuando inició el riff apagado de “Mr. Brownstone”,   el slam fue natural,  nos llevábamos todos como olas de un lado para otro, varias chicas que estaban detrás de mí, sin que las conociera, se apoyaban en mis hombros, y yo en las personas de  adelante, hubo un momento que en ese bamboleo, tomamos el ritmo de la canción, todo era pura energía.

Del frío de la lluvia pasamos automáticamente al calor cuando inicia “Chinese Democracy”, donde vimos por primera vez a Slash haciendo los solos de un disco que no grabó, pero que seguramente  fue un acuerdo en el contrato para la reunión.

Y los efectos de tanto slam, gritos y  calor, se fue al cénit cuando Slash comenzó la introducción de “Welcome to the Jungle”,   que nos convirtió en unos salvajes, ya no había cordura, los empujones al ritmo del baile se hicieron más agresivos y varias personas que estaban más cerca del escenario se rindieron, abandonando los puestos que habían resguardado con tanto empeño. Por ahí se oía que hubo desmayos, que alguien más se había caído, otros habían perdido los zapatos, mientras Axl se desgañitaba con el clásico que los puso en el mapa del rock.

Esto fue la constante del concierto donde Axl Rose no necesitó pararse, la toma directa de la pantalla a su persona y su excelente desempeño vocal fueron suficientes para volver locos a todos, y la magia con Slash se notó, mientras el bajo de Duff McKagan, así como la guitarra y también uno que otro requinto de Richard Fortus, lograron la complacencia de los fanáticos.

También hubo momentos sublimes donde los solos de Slash dejaron cautivados a los fans, como en los temazos “Estranged”,” November Rain”, “Don’t Cry” o “Knockin’ on Heaven’s Door”.

Desde las 9:30 PM hasta casi las 12 de la noche el Foro Sol se rindió ante Guns N’ Roses, como nunca antes había visto con otra banda, vaya que el público rockero extrañaba  parte de la alineación clásica,  y lo que hace Slash ahora -incluso en los temas que hizo Axl sin él- les pone su sello, recordándonos que  Guns nunca será tan exitoso, sino tiene la química Slash y Axl, Axl y Slash, acompañado, claro, de Duff McKagan.

El set list:

  1. It’s so Easy
  2. Mr. Brownstone
  3. Chinese Democracy
  4. Welcome to the Jungle
  5. Double Talkin’ Jive
  6. Estranged
  7. Live and Let Die (cover de The Wings)
  8. Rocket Queen
  9. You Could Be Mine
  10. New Rose (cantando Duff cover de The Damned)
  11. This I love
  12. There Was a Time
  13. Tema del Padrino (solo de Slash)
  14. Sweet Child  O’ Mine
  15. Better
  16. My Michelle
  17. Wish you Were Here (cover de Pink Floyd, instrumental)
  18. Layla (cover de Derek and The Dominos)
  19. November Rain
  20. Knockin’ on Heaven’s Door
  21. Nightrain
  22. Don’t Cry
  23. Yesterdays
  24. The Seeker (cover de The Who)
  25. Paradise City

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s