CHRIS CORNELL: UN ADIÓS ABRUPTO

chris

Chris Cornell ya está en un mejor lugar

“Me siento apenado por la próxima ciudad”,  manifestó Chris Cornell, en el último concierto que dio con Soundgarden en Detroit, Michigan. 

Esas palabras tomaron sentido, tras ser encontrado muerto en el baño de su hotel, al tomar la decisión de ahorcarse, en un suicidio más en el mundo del rock.

Cornell era un músico exitoso, reconocido, famoso, que además, al parecer, tenía una vida familiar estable. Por lo tanto, ni su esposa se explicó porque había tomado una decisión tan extrema y fatal.

Tenía una década fuera de las drogas, sin embargo padecía ansiedad y depresión, por esa razón tomaba un medicamento llamado Ativan, que según algunos reportes, puede ocasionar  pensamientos “suicidas”.

Sin embargo, tras esas palabras que pronunció en público en Detroit, todo parece indicar que estaba pensando fatalmente en tomar la decisión de quitarse la vida, por eso ya no se contaba en la próxima ciudad de la gira (Denver, Colorado), simplemente se estaba bajando del autobús.

Visión personal de Cornell

Chris Cornell junto a Soundgarden, siempre hizo cosas increíbles en la música, nunca olvidaré cuando fui a comprar su disco Superunknown, ya que me había encantado su hit “Blackhole Sun”, aunque años atrás cuando vi la película Pacific Heights, titulada en español El inquilino, ya me había impactado una de sus canciones -en el soundtrack de ese filme- titulada, “Hands All  Over”.

Cuando Soundgarden se separó inexplicablemente por diferencias musicales, estando en el pináculo de su éxito, Cornell buscó nuevos horizontes y sorpresivamente se unió a los ex integrantes de Rage Against The Machine, para formar Audioslave, logrando un gran química musical en el ámbito comercial, cuando sacaron su clásico “Like a Stone”. Recuerdo que me la pasé días sacando ese tema en la guitarra, para tocarla con mi banda de bar a inicios de este siglo. 

A pesar de su éxito y su respeto en el ámbito musical, Cornell simplemente decidió que ya era suficiente y dejó esta vida abruptamente, como lo hizo Kurt Cobain de Nirvana o Michael Hutchence de INXS, íconos del rock que estaban a su altura.

Esto nos hace cuestionarnos una vez más, que lo que conocemos como éxito musical muchas veces no hace feliz a las personas y los puede hundir – quizás por las presiones o las drogas- en un abismo de inseguridades que los deprime totalmente.

En el video que comparto de su última actuación con Soundgarden, se le ve desganado, balbuceando las letras, pero su profesionalismo lo saca adelante, pues siempre se ve concentrado en los riffs que realiza del temazo “Spoonman”, y cuando grita, provoca la emoción de sus fans.

Lamento que jamás lo haya visto en vivo, porque uno piensa que los músicos vivirán para siempre y los podrás ver en la próxima gira.

Descanse en paz Cornell, ya no tendrá que pensar un día más en sus problemas que lo agobiaban, mientras en este mundo lo recordaremos poniendo los discos donde esté su voz o en un mp3 de alguna memoria conectada en algún aparato de sonido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s