STEVEN ADLER ENSAYA MATERIAL QUE NO TOCÓ CON GUNS ‘N ROSES

Steven Adler sería feliz de regresar en forma a Guns N' Roses

Steven Adler sería feliz de regresar en forma a Guns N’ Roses

El siempre admirado  Steven Adler, fue grabado hace algunos días por un amigo, quien lo captó ensayando en su batería  “You Could Be Mine”, rola de primer nivel que viene en el disco Use your Illusion II, el cual no tocó él con su ex banda Guns N’Roses. En ese entonces, quien se hizo cargo de los tambores en todo ese disco fue Matt Sorum.

No sabemos si este ensayo, donde realmente se le ve en forma y con muchas precisión, sea una muestra de que Steven volverá a Guns, ya no solo para tocar dos canciones (como pasó en un par de conciertos en Estados Unidos), sino entrar de lleno a la gira del reencuentro, que por ahora se realiza en Sudamérica y continuará en Asia y Oceanía.

El cantante Axl Rose ha aclarado que Steven no pudo estar más tiempo con Guns debido a una lesión en la espalda, por ahora quien se hace cargo de la batería en la gira  “Not in this lifetime”, es Frank Ferrer, quien ya tiene algún tiempo como miembro oficial de Guns N’ Roses.

BEHEMOTH SUBE COMO LA ESPUMA

Behemoth ya es mainstream

Behemoth ya es mainstream

No estuve ahí, pero las críticas que he visto en diversos sitios, sobre la última visita que hizo el grupo de black metal polaco en Barcelona, Behemoth, han sido impresionantes, donde resaltan su madurez en el escenario, su interacción con el público y prácticamente los ven como los sustitutos de Cradle of Filth o Dimmu Borgir.

La verdad nunca he comprado un disco de ellos, pero con estos comentarios ya dan ganas de ir a adquirir por lo menos algo de su discografía. En el video  suenan muy bien y eso que el fan que grabó esto tenía un pulso bastante malo.

Les paso el video de esta presentación realizada en el Razzmatazz donde lograron sold out.

 

BOB DYLAN: UN NOBEL DE LITERATURA QUE NO COMPRENDO

Bob Dylan es un Nobel de Literatura

Bob Dylan es un Nobel de Literatura

A veces animo a los jóvenes a que escuchen el rock clásico, o por lo menos a las bandas que yo considero que valen la pena, pero pocas veces me hacen caso, porque para muchos ese tipo de rock que yo escucho ya está viejo o simplemente no vale la pena para su visión musical.

Es así como recuerdo cuando era un niño y los más grandes me aconsejaban que no solo escuchara a Kiss (que estaban en boga en 1979), me recomendaban a  Led Zeppelin, Deep Purple,  Janis Joplin o a Jimi Hendrix. Todas estas agrupaciones y músicos ya se habían separado o habían muerto a inicios de los 70’s. Fue así como tomé gusto por la música que no era de mi tiempo y la hice mía, como si yo hubiera tenido 16 años en 1970 o en 1967.

También fue así como logré descubrir bandas de todo tipo, desde los Sex Pistols hasta Black Oak Arkansas, y verdaderamente me apasioné por Black Sabbath con Dio con Ozzy y hasta con Ian Gillan.

Y con tanto que había que escuchar, por ahí una vez vi un video de un tal Bob Dylan, que tenía una canción que se llamaba “Like a Rolling Stone”, como el nombre de los grandiosos Rolling Stones, o como la revista de música Rolling Stone.

Alguna vez quise conocerlo más, porque los Beatles y los Rolling lo consideraban una gran influencia y lo intenté, pero su voz no me gustó y sus canciones lentas, casi sin ritmo, se alejaban totalmente de lo que  me  gustaba, es decir Quiet Riot, Mötley Crüe, Iron Maiden, Judas Priest, lo que comenzaba a volarme la cabeza en los 80’s , aparte de Kiss.

Y luego surgió Metallica, además me apasioné por King Diamond, Joe Satriani y jamás en mi top-ten personal metí al ahora flamante ganador del Premio Nobel de Literatura 2016. Cuando eres adolescente lo que menos te importa es la poesía o la letra de mensaje de un artista de folk-rock como Dylan.

Quizás me interesó un poco más cuando Guns N’ Roses hizo el cover de “Knocking on Heavens Door”, pero cuando escuché la canción original de Dylan, pensé: “esos Guns le pusieron alma a esta rola”.

Entonces a este compositor-poeta lo dejé guardado injustamente en mi categoría de “artistas aburridos de rock” y a su canción “Like a Rolling Stone” como un “hit wonder” en mi mente . De hecho, no conozco a nadie personalmente que sea fan de Bob Dylan.

Pero si no me gustó su música, por qué no me apasioné por las letras de Dylan, a pesar de que mis bandas favoritas, todas cantan en inglés. Por algo muy simple, una cosa es entender el inglés en una conversación rutinaria, en una película o en un coro totalmente identificable de una rola de hard rock o heavy metal y otra encontrar emociones y significados automáticamente al escuchar un tema.

Los fans de Dylan encuentran esa emoción en las letras, esa sensibilidad que los lleva al éxtasis inmediatamente, es la puerta con la cual lo valoran, desgraciadamente yo necesito que la música me atrape y sinceramente varias de las obras de este cantante no me surtieron efecto, excepto por las ya conocidas “Like a Rolling Stone”“Knocking on Heavens Door”.

Lamento no entenderlo, lamento no tener el intelecto necesario para darle su justo valor, quizás sea muy tarde para hacerlo. Ni porque ahora es un Nobel, me genera algún impulso por  buscar su material nuevamente y es cuando me siento como esos jóvenes a los cuales les recomiendo a mis bandas favoritas y simplemente me dicen: “no gracias”, que es lo mismo que siempre consideré de Dylan con un simple: “no me gusta”.

De todas maneras, felicitamos a Bob Dylan por este logro, y a sus fans que deben estar más que orgullosos de su artista.

 

 

GORO WINS ELEVA LOS SENTIDOS CON SUPER 8

Goro Wings hacen un excelente trabajo

Goro Wings hacen un excelente trabajo

En el ambiente musical siempre estamos acostumbrados a melodías y coros que comúnmente ya sabes cómo se van a desarrollar, y pocas veces nos gusta ir más allá en nuestros gustos musicales, sin embargo hay propuestas que podrían parecer inaccesibles pero son más que bienvenidas cuando se hacen con buen gusto y una estructura coherente, esto precisamente es lo que me pasó al escuchar el material de la agrupación argentina de fusión Goro Wins, con su álbum Super 8.

El estilo de esta banda, mezcla de funk con jazz, realmente eleva los sentidos y si a esto se agregan requintos apasionados y muy rockers con velocidad, terminas en una experiencia sónica muy agradable. Simplemente me encantó esta producción hecha por el también guitarrista Hugo Basualdo.

Lo más impresionante, es que esta propuesta original se grabó en directo, lo que demuestra la  preparación de los integrantes de Goro Wins  para lograr un material que se nota también que está hecho con mucha pasión.

Goro Wins más que concentrarse en las vocales (aunque sí tienen dos temas cantandos), prefieren la instrumentación, la improvisación musical a todo lo que da, incluso pasando por pinceladas de jazz latino o el candombe.

Pero cuando piensas que todo sería simplemente escuchar, terminas moviendo el pie o de plano bailando por el ritmo natural del funk.

Basualdo nos manda varios datos de su banda (quien calculo que para estas fechas ya debe estar preparando su siguiente material), aquí se los comparto:

Sus integrantes son músicos de alto nivel, con avanzada formación académica, integrados por:

  • Martín Atala, bajo eléctrico
  • Lisandro Federici, teclados
  • Román Rajczyk, batería
  • Hugo Basualdo, guitarras

Cuando quieren ponerse más completos los acompañan en su sección de brass: Kid en trompeta, Francisco de Rosa en saxo tenor y Matías Boatella en trombón. 

Han tocado en el festival Jazz Daniels, teloneando a bandas como Los Natas, inclusive a los siempre extrovertidos Illya Kuriaky en Figueroa Alcorta y Pampa en el festival Chau Tabu

También se han presentado en shows de lugares importantes como Uniclub, Groove, Makena, Libario, The Cavern Club, BaroBar, etc.

También han realizado presentaciones, con buena recepción, en San Nicolás, Pergamino, Rosario, La Plata y Saladillo.

Escuchen su material, vale la pena:

ROGER WATERS DEMUESTRA QUE EN MÉXICO TODAVÍA GUSTA EL ROCK

 

Roger Waters cimbró el Zócalo. Foto René Cruz (Inquisidor71)

Roger Waters cimbró el Zócalo. Foto René Cruz (Inquisidor71)

Después de que acudí al concierto gratuito que dio Roger  Waters en el Zócalo de la Ciudad de México, llegué a la conclusión que el pueblo de México necesita más incentivos para disfrutar música de mejor nivel, lo que a la vez provoca una retroalimentación automática de la cultura.

Fue impresionante ver que mucho del público que llenó la plaza más importante del país y los que se quedaron en las calles aledañas, eran jóvenes que nacieron mucho tiempo después de la separación de Waters de Pink Floyd (a inicios de los 80’s).

También fue curioso que este músico inglés diera un discurso en contra del gobierno mexicano, como si fuera todo un representante de la izquierda mexicana, esa que no soportan ni tantito los funcionarios gubernamentales.

Las cifras fueron impresionantes, calculan que acudieron entre 160 mil hasta 200 mil personas a ver al músico inglés.

Su espectáculo junto a su música fue de alto nivel, logrando una comunión perfecta con el público que siempre se entregó al material que realizó Waters con Pink Floyd, aunque no todos conocíamos el material, como sus más acérrimos fans.

El Zócalo vibró con Roger Waters

El Zócalo vibró con Roger Waters (Cortesía La Jornada)

Llegué a estar en el primer cuadro del Zócalo, gracias a un acceso que improvisaron de último momento, sino, quizás hubiera quedado hasta atrás de la plancha del Zócalo, el cual hubo un momento en que su pavimento se cimbró, recordándonos que abajo todavía hay mucha agua.

Mucha gente se quedó fuera del Zócalo (Cortesía La Jornada)

Mucha gente se quedó fuera del Zócalo (Cortesía La Jornada)

La lluvia  acompañó el inicio del concierto, sin que el público se inmutara, aunque hubo inconvenientes desagradables, como dejar a la audiencia sin baños o sin la venta de líquidos, cuando la espera para ver el concierto fue de gente que estuvo desde un día antes o por lo menos desde el mediodía, cuando comenzaron a acceder al Zócalo.

Y aunque les parezca raro, también podría reprocharle algo a Waters, el control de su pasión musical. Estoy de acuerdo en que un show de esta magnitud debe salir sin errores, pero falta ese ingrediente donde se vea que no siempre es necesario hacer el requinto igual como lo hacía David Gilmour, porque quizás sus guitarristas podrían hacer mejores cosas en las seis cuerdas. Tampoco todo fue igual que en los discos, pero creo que un icono de esta magnitud puede salir de su zona de confort fácilmente y no creo que sus admiradores se lo reprochen.

En fin, fue un concierto excepcional con toda la tecnología en imagen que se plasmó en una gran pantalla, que nos llevó a la Luna, vimos el espacio sideral, así como distintas protestas contra Donald Trump (al cual creo que se le dio demasiada importancia, todavía no es presidente) o hasta un legendario mensaje de “Renuncia”, en alusión al actual mandatario que tenemos en México, por su ineficacia en su gobierno, algo que ya había hecho antes en sus shows pagados en el Foro Sol.

En fin, en México no solo la música grupera genera multitudes, también el rock, gracias a Dios, y qué mejor que sea con gente joven.

SET LIST:

  • Speak to me
  • Breathe
  • Set the Controls for the Heart of the Sun
  • One of These Days
  • Time
  • Breathe (Reprise)
  • The Great Gig in the Sky
  • Money
  • Us and Them
  • Fearless
  • Shine on you Crazy Diamonds (Part I y V)
  • Welcome to the Machine
  • Have a Cigar
  • Wish you Were Here
  • Pigs on the Wing 1
  • Pigs on the Wing 2
  • Dogs
  • Pigs (Three Different Ones)
  • The Happiest Days of Our Lives
  • Another Brick in the Wall Pat 2
  • Mother
  • Run like Hell
  • Brian Damage
  • Eclipse

Encore:

  • Comfortably Numb

 

 

EL ZÓCALO SE PREPARA PARA CONCIERTO DE ROGER WATERS

El Zócalo una noche antes del concierto de Roger Waters

El Zócalo una noche antes del concierto de Roger Waters

La plaza más importante de tierras aztecas, el Zócalo de la Ciudad de México, se prepara para el concierto gratuito que dará el legendario músico inglés y miembro fundador de Pink Floyd, Roger Waters.

En la cámara web que está siempre disponible en el Zócalo, se ve que la pantalla gigante que trae el escenario del artista, ya está instalada y se ven varias unidades e incluso campamentos del equipo de producción. Las autoridades informaron que darán acceso al Zócalo cuatro horas antes del evento que está programado para las 8 de la noche.

Recomiendan traer una tarjeta de seguridad (bájala aquí) con los datos generales para atender cualquier emergencia, aunque no es requisito para entrar al concierto. Como se prevén lluvias recomiendan al público llevar ropa impermeable y no acudir con bultos o bolsas grandes.

Algunos fans ya comenzaron a llegar desde las primeras horas del viernes, instalándose cerca del Zócalo, haciendo una fila para tener acceso al evento.

Los fans se organizan

Los fans se organizan

Roger Waters tiene fans muy jóvenes en México

Roger Waters tiene fans muy jóvenes en México

 

Roger Waters ya dio dos conciertos con llenos totales en el Foro Sol de la Ciudad de México y  ha causado polémica, por la crítica que realizó al gobierno y presidente del país, Enrique Peña Nieto, por los más de 20 mil personas desaparecidas en territorio mexicano.

Incluso algunas versiones de prensa hablaban que podría ser expulsado Waters del país,debido a que violó la Constitución en su artículo 33,  que prohíbe a los extranjeros inmiscuirse en asuntos políticos de la nación.

Mientras tanto  hay gran expectación por ver a Waters, debido a que sus conciertos han sido calificados de alto nivel por la calidad musical y el gran escenario de su espectáculo.

Aquí puedes checar  las 24 horas lo que está pasando en el Zócalo.

Waters preparado para dar todo en el Zócalo

Waters preparado para dar todo en el Zócalo