NO PODRÉ VER A MÖTLEY CRÜE: A VECES NO SE PUEDE

Motley es toda una leyenda

Motley es toda una leyenda

Hay veces que uno como fanático hace todo lo posible por asistir a un concierto de rock, pero hay ocasiones en que por más que uno lo intente, la vida simplemente dice no.

Algo así me sospeché cuando le dije a un amigo que fuéramos a ver a Mötley Crüe juntos,  algo que hicimos cuando vinieron por primera ocasión a México junto a John Corabi a inicios de los años 90. Ambos siempre hemos admirado la música de esta banda de Los Angeles, California, y ahora que somos más maduros se me hacía una buena idea asistir a ver a Nikki Sixx, Mick Mars, Vince Neil y Tommy Lee, la alineación original.

El caso es que nunca nos pusimos de acuerdo con la compra de los boletos y mi cuate (así les decimos a los amigos en México), pensaba hacerlo con una tarjeta de crédito, quedamos en un día, pero mi madre se enfermó gravemente que ya no tuve cabeza para preguntarle: “¿ya los compraste?”.

De hecho mi mamá apenas se encuentra en recuperación, y tengo que estar al pendiente de sus medicinas, de los cuidados básicos que  se debe tener con una persona enferma. A pesar de mis casi 40 años, sigo soltero y mi progenitora nunca me ha estorbado y cuando compré mi casa nunca pensé en dejarla solita (ella es separada de mi padre) y por eso con más responsabilidad me siento de estar cerca en estos duros momentos.

Y es en ese punto donde dices: mi fanatismo no es tan grande,  serán mis ídolos los Mötley, pero no están por encima de mi familia.

Eso me hizo pensar que yo jamás sería ese alcohólico que antepone su vicio y manda al caño a su familia, o el padre que por una mujer más liberal deja los brazos hermosos de sus hijos y el guiso con paciencia que le hace su esposa.

El rock siempre ha sido muy importante para mí, pero esta prueba que me da la vida, me demostró que no soy tan egoísta, porque muchas veces lo he sido.  Además a los Crüe ya los he visto tres veces, ya se qué me pueden ofrecer. Es decir, hora y media (porque nunca tocan más) de buen hard-rock crudo y visceral.

Ojalá que mi amigo sí se anime a ir con su esposa y los que vayan y los vean por primera vez, se den cuenta que el rock antes era más emocionante. El concierto está programado para el  24 de mayo, 21 horas en el Palacio de los Deportes.

Un recuerdo de su pasada actuación en México el 5 de octubre del 2008.

Anuncios

AUNQUE USTED NO LO CREA: U2 NO ME GUSTA

U2 hizo vibrar al pueblo Azteca

U2 hizo vibrar al pueblo Azteca

En estos momentos me siento como un marciano en México, porque sólo veo la euforia de la gente por los conciertos de U2 en el Estadio Azteca, donde trajeron su súper escenario con esas pantallas que sorprendieron a todos cuando comenzaron su gira en Barcelona en 2009, pero que desgraciadamente a un servidor no le ha importado mucho.

Y la pregunta que muchas personas me han hecho, es ¿por qué no te gusta U2? porque se supone que a todo mundo le gusta este grupo irlandés y la respuesta es sencilla: cuando a todo mundo le comenzó a gustar esta banda, a mí simplemente ya no.

Yo fui muy fan de ellos en sus primeros años, y sigue siendo un gran recuerdo el día que tocaron en Live Aid, en el estadio de Wembley, Inglaterra, a pesar de que sólo los vi por televisión.

También fue impactante ver ese documental de MTV cuando grabaron “Pride in the name of love” junto a sus productores Brian Eno y Daniel Lanois.Era emocionante ver como Eno retrasaba la grabadora en el track de la guitarra de The Edge, para que el músico volviera a tocar encima y hacía un efecto sorprendente y eso que todavía ni lo mezclaban.

Bono grabó prácticamente con el eco del castillo que rentaron, lo que le dio a esa canción un efecto tremendo con su voz.

Pero esa admiración se desvaneció cuando grabaron Rattle and hume, simplemente no me gustó el giro que dieron o ese disco tributo que hicieron al rock estadounidense.

Cuando regresaron al sonido europeo con Achtung Baby, simplemente ya no me atraparon, no  me sentí identificado, y cuando por primera vez llegaron a México, en aquellos  inicios de los 90’s, simplemente ya no sentí la emoción de querer verlos, mientras veía la histeria o la euforia de mis compañeros de clase que ya habían conseguido un boleto para verlos.

Sus fans en México los siguen adorando, compran sus discos, acampan para comprar los boletos, o se instalan fuera del hotel para conseguir un autógrafo, es lo más cercano a lo que vivieron los fans de The Beatles, aunque obviamente “los genios de Liverpool” fueron algo más grande.

Y siguiendo mi ética de fan o de cronista de rock sin intereses comerciales (entiéndase periodista enojado que lo mandan al concierto por un sueldo). Yo nunca voy a ver a bandas por la pura curiosidad masiva. No es lo mío, nunca gasto un centavo por algo que no me emociona.

De todas maneras como hay un deber informativo en Inquisidor71, les comparto el set list del concierto en el Estadio Azteca, el pasado 11 de mayo (todavía faltan las presentaciones del 14 y 15 de mayo en el mismo recinto).

10 ACTOS RIDÍCULOS, BIZARROS Y DECADENTES DEL ROCK

Amy Winehouse un poquito drogada

Amy Winehouse un poquito drogada

Buscar ser reconocido en el mundo del rock a veces podría llevar a un artista al ridículo o en su caso contrario, llegan a mostrar una imagen tan bizarra que más que  aplaudirles podrían ocasionar lástima o si les va bien, una  actitud absolutamente decadente.

Comenzamos con Amy Winehouse que de ser una gran estrella que en estos momentos se estaría consolidando, prefirió el camino de las drogas, que prácticamente enterraron su imagen y su maravillosa voz. Aunque sus fans esperaban que renaciera y volviera a dar grandes canciones con su característico estilo retro, la realidad se impuso y dejó de existir el sábado 23 de julio del 2011, por una sobredosis de estupefacientes. En este video de una presentación en Portugal se muestra su decadencia artística y  ya ni se daba cuenta que estaba en un escenario.

El siguiente video es de Peter Gabriel en su etapa con Genesis, en aquellos inicios de los 70’s y del art-rock. Una vez se le ocurrió a este cantante salir con una máscara de zorro y un vestido largo, lo que impactó a la audiencia y a sus propios compañeros, pero también causó risas. De hecho ver esto en la actualidad, nos hace cuestionarnos, ¿qué tanto era arte este tipo de performance? Lo que sea, nadie se pondría algo así en este siglo, pero a Genesis le sirvió para conseguir su primera portada.

En los 80’s apareció en escena una banda llamada GWAR que se disfrazaba exageradamente, obviamente buscando un impacto en los fans, pero su thrash metal satírico con críticas a políticos lo único que ocasionó en los aficionados a esta música fue desprecio,  la crítica nunca los quiso y con mucha razón, ya que tocaban muy mal,  de hecho lo siguen haciendo.  Si hubieran logrado algo más en la música quizás ya serían un videojuego.

En los 60’s llamar la atención también fue un motivo para hacerse famoso, aunque fuera haciendo el ridículo, y esto fue precisamente lo que les pasó a The Caveman con sus risibles  trajes de cavernícola. Su música simplemente era lo mismo que todo mundo escuchaba en ese tiempo.

GG Allin es un caso perdido, quizás el más extremo en la historia del rock, hablando de cosas ridículas, bizarras y escandalosas. Si  hubieras asistido a una presentación de este cantautor, lo más probable es que terminarías peleándote con él a los puños, aunque quizás saldrías corriendo por el excremento que te aventaría, ya que le encantaba defecar en vivo. Todavía no entiendo como algunos músicos tocaron con Allin, yo no me hubiera podido concentrar en la guitarra o en el bajo, con el olor a mierda del cantante.  GG ya descansa en paz y aunque usted no lo crea tiene fans.

The Great Kat siempre se ha publicitado como la guitarrista más veloz del rock, principalmente porque supuestamente tiene educación musical formal, pero la realidad es que da pena ajena su forma de abordar el género del metal.

Hasta la fecha no ha sorprendido a nadie con su música y sus actuaciones con su voz tan aguda cuando presenta sus canciones es prácticamente insoportable. Si sabe tocar a los clásicos, mejor debería  retomar el violín de tiempo completo.

The Plasmatics nunca despegó comercialmente, quizás ni les interesaba, pero su cantante Wendy O. Williams hacía todo lo necesario para trascender, su acto de romper una televisión con una hacha es una constatación de que había que llamar la atención como fuera. Su actitud tan “macha” realmente asustaba a cualquier hombre, sin embargo el tutú del guitarrista era de risa.

Musicalmente se quedaron en un concepto clásico de rudeza punk y hasta ahí. Wendy cuando se hizo solista fue muy apoyada con composiciones de miembros de Kiss como Gene Simmons y Ace Frehley, pero no pasó nada.  Desgraciadamente esta cantante se suicidó.

Devo fue un suceso en los 80’s con su hit “Whip it”, pero honestamente verlos en vivo 35 años después es muy extraño, ya que vemos a hombres como de 55 años con una maceta encima como sombrero, pero según esta banda, no traen una maceta sino un diseño artístico de una araña. ¿Les creeremos?

En la época glam casi todos se veían ridículos, pero Pretty Boy Floyd fue el colmo, principalmente por su mala música, tratando de imitar a Poison con sus coros y su maquillaje, y  moviéndose como los Motley Crue. A pesar de esto, sacaron un buen contrato disquero, pero la compañía a la larga prefirió pagarles, antes de editarles otro álbum.

Finalmente recordemos a Flock of Seagulls, quienes impactaron con su sonido espacial en la época del new wave ochentero, pero también por el peinado de su cantante y tecladista Michael Score, quien diseñó su peinado retomando su experiencia como peluquero. Definitivamente nadie se haría un corte de este tipo, donde no se sabe si ese copete exagerado es una ave o un taco mal hecho.