BOB DYLAN: UN NOBEL DE LITERATURA QUE NO COMPRENDO

Bob Dylan es un Nobel de Literatura

Bob Dylan es un Nobel de Literatura

A veces animo a los jóvenes a que escuchen el rock clásico, o por lo menos a las bandas que yo considero que valen la pena, pero pocas veces me hacen caso, porque para muchos ese tipo de rock que yo escucho ya está viejo o simplemente no vale la pena para su visión musical.

Es así como recuerdo cuando era un niño y los más grandes me aconsejaban que no solo escuchara a Kiss (que estaban en boga en 1979), me recomendaban a  Led Zeppelin, Deep Purple,  Janis Joplin o a Jimi Hendrix. Todas estas agrupaciones y músicos ya se habían separado o habían muerto a inicios de los 70’s. Fue así como tomé gusto por la música que no era de mi tiempo y la hice mía, como si yo hubiera tenido 16 años en 1970 o en 1967.

También fue así como logré descubrir bandas de todo tipo, desde los Sex Pistols hasta Black Oak Arkansas, y verdaderamente me apasioné por Black Sabbath con Dio con Ozzy y hasta con Ian Gillan.

Y con tanto que había que escuchar, por ahí una vez vi un video de un tal Bob Dylan, que tenía una canción que se llamaba “Like a Rolling Stone”, como el nombre de los grandiosos Rolling Stones, o como la revista de música Rolling Stone.

Alguna vez quise conocerlo más, porque los Beatles y los Rolling lo consideraban una gran influencia y lo intenté, pero su voz no me gustó y sus canciones lentas, casi sin ritmo, se alejaban totalmente de lo que  me  gustaba, es decir Quiet Riot, Mötley Crüe, Iron Maiden, Judas Priest, lo que comenzaba a volarme la cabeza en los 80’s , aparte de Kiss.

Y luego surgió Metallica, además me apasioné por King Diamond, Joe Satriani y jamás en mi top-ten personal metí al ahora flamante ganador del Premio Nobel de Literatura 2016. Cuando eres adolescente lo que menos te importa es la poesía o la letra de mensaje de un artista de folk-rock como Dylan.

Quizás me interesó un poco más cuando Guns N’ Roses hizo el cover de “Knocking on Heavens Door”, pero cuando escuché la canción original de Dylan, pensé: “esos Guns le pusieron alma a esta rola”.

Entonces a este compositor-poeta lo dejé guardado injustamente en mi categoría de “artistas aburridos de rock” y a su canción “Like a Rolling Stone” como un “hit wonder” en mi mente . De hecho, no conozco a nadie personalmente que sea fan de Bob Dylan.

Pero si no me gustó su música, por qué no me apasioné por las letras de Dylan, a pesar de que mis bandas favoritas, todas cantan en inglés. Por algo muy simple, una cosa es entender el inglés en una conversación rutinaria, en una película o en un coro totalmente identificable de una rola de hard rock o heavy metal y otra encontrar emociones y significados automáticamente al escuchar un tema.

Los fans de Dylan encuentran esa emoción en las letras, esa sensibilidad que los lleva al éxtasis inmediatamente, es la puerta con la cual lo valoran, desgraciadamente yo necesito que la música me atrape y sinceramente varias de las obras de este cantante no me surtieron efecto, excepto por las ya conocidas “Like a Rolling Stone”“Knocking on Heavens Door”.

Lamento no entenderlo, lamento no tener el intelecto necesario para darle su justo valor, quizás sea muy tarde para hacerlo. Ni porque ahora es un Nobel, me genera algún impulso por  buscar su material nuevamente y es cuando me siento como esos jóvenes a los cuales les recomiendo a mis bandas favoritas y simplemente me dicen: “no gracias”, que es lo mismo que siempre consideré de Dylan con un simple: “no me gusta”.

De todas maneras, felicitamos a Bob Dylan por este logro, y a sus fans que deben estar más que orgullosos de su artista.

 

 

¿QUÉ HARÁ BLACK SABBATH DESPUÉS DE SU GIRA DEL ADIÓS?

Black Sabbath terminará su historia

Black Sabbath terminará su historia

Black Sabbath ha anunciado que realizará su última gira, lo que definitivamente es una noticia triste para sus fans, pero también una decisión coherente por la avanzada edad de sus integrantes, los cuales han tenido una carrera envidiable.

Pero…¿qué harán los miembros de este grupo después del final del tour? Hagamos el análisis correspondiente:

Tony Iommi todo un master

Tony Iommi todo un master

Tony Iommi (guitarrista): ha estado en tratamiento de quimioterapia ante el cáncer que padece, por lo cual seguramente esto lo ha dejado muy agotado y debe tener el deseo de cerrar su ciclo como maestro de los riffs de la manera más digna.

Sin embargo, si lo vemos recuperado totalmente quizás sería muy eficaz produciendo a otras bandas o componiendo para las nuevas generaciones de grupos de metal, que tanta falta les hace aprender sobre cómo deben realizar un riff que se vuelva clásico.

Geezer Butler aún tiene energía

Geezer Butler aún tiene energía

Geezer Butler (bajista): quizás ya no quiere componer ni una letra más o una línea de bajo más para otro disco de Sabbath, es lógico que después de estar tantos años en la agrupación, con diferentes alineaciones, quiera descansar de su leyenda, pero este tipo todavía lo veo con mucha energía en el escenario que lo más seguro es que vuelva a tocar con Ozzy.

También es probable que forme otra banda pero tocando a nivel más íntimo, en lugares pequeños, a menos que desee hacer un super grupo con algunos otros de sus contemporáneos y ahí si haría más ruido para las masas.

Ozzy seguirá sacando discos

Ozzy seguirá sacando discos

Ozzy Osbourne (cantante): desde hace mucho no tiene la misma voz, su tono agudo se perdió hace varios discos y en los últimos años canta más grave. La realidad es que si hubo una reunión de Black Sabbath es porque su carrera solista comenzó ir de más a menos, con un público que lo comenzó a identificar más por su reality The Osbournes de hace algunos años en MTV que por su leyenda.

Por eso es que tuvo que volver a las raíces, para recordarle al mundo de dónde venía. Sin embargo, como los otros Sabbath, también ya debe estar harto de giras, o por lo menos no se ve 10 años más con Iommi y Geezer, aunque quizás de él si se espera un nuevo álbum, una nueva y última campanada sorpresa, como las que acostumbró a dar constantemente en su carrera en los 80’s y 90’s.

Bill Ward se quedará en casita

Bill Ward se quedará en casita

Bill Ward: como todos sabemos, así como no hizo la gira del reencuentro, porque acusó a la banda de no hacerle un contrato -aunque después salieron versiones en el sentido de que simplemente quería más dinero- en este final tampoco estará presente.

Es una lástima que el baterista original de Sabbath no quiera salir a hacer una gira más, o no lo convenzan con un buen contrato. Mientras, creo que este músico seguirá con algún programa de radio en una estación local, viviendo tranquilamente en Estados Unidos.

BLACK SABBATH DA CÁTEDRA DE HEAVY METAL EN MÉXICO

Ozzy con Black Sabbath todavía tiene energía

Ozzy con Black Sabbath todavía tiene energía

En cualquier ámbito de trabajo se llega a pensar que cuando una persona llega a la tercera edad, ya no tiene posibilidad de ser productivo, pero ese pensamiento actual  era una aberración en los tiempos antiguos, donde la sabiduría de los ancianos era el punto de partida para tomar acciones, debido a la gran experiencia que tenían.

Y eso precisamente es lo que pasa en el rock, cuántas veces he escuchado “esos tipos ya están viejos”, “ya no sirven para nada”, pero cuando suben al escenario demuestran que las décadas que llevan tocando se plasman en interpretaciones perfectas y esto es precisamente lo que vimos con Black Sabbath en el Foro Sol de la Ciudad de México.

Ozzy Osbourne (cantante), Geezer Butler (bajista), Tony Iommi (guitarra) y Tommy Clufetos (baterista invitado), dieron una cátedra de cómo se debe tocar: con furia, con el feeling a todo lo que da, y a la vez  limpio, nota por nota, ¡como lo escuchas en el disco! y  sonido de ingeniería perfecto, la mejor acústica que he escuchado en años en el Foro Sol, lo que me hace pensar que muchas veces  no es culpa del lugar, sino de ¡cómo tocas!

Ozzy Osbourne y Tony Iommi, los maestros del metal

Ozzy Osbourne y Tony Iommi, los maestros del metal

Los Sabbath en cada tema demostraron porque son considerados los arquitectos del heavy metal, ya que llevaron a la audiencia a un estado casi hipnótico, donde se pudo apreciar la calidad interpretativa en cada clásico.

Por otro lado, Megadeth como grupo abridor, en una hora tocando lució con toda su habilidad musical y las pantallas, donde mostraron un concepto de cine-concierto, lo que me pareció algo fresco, al final de su presentación hasta hubo créditos de todo el staff que los acompaña. Dave Mustaine sigue estando en forma y la mayoría nos quedamos con ganas de escuchar más de su  banda.

Tony Iommi se ve totalmente recuperado del cáncer

Tony Iommi se ve totalmente recuperado del cáncer

Sin embargo, al salir Black Sabbath demostró que ni Megadeth con su velocidad y metal más moderno podría eclipsarlos, aunque como pasa con los grupos principales le subieron más a la consola y dejaron a todos más que satisfechos, como anteriormente detallamos.

Definitivamente para Inquisidor71 este concierto está en el No.1 del ranking (personal) de todos los tiempos. A Sabbath ya los había visto a inicios de los 90’s con Ronnie Dio, y el sonido en ese lugar tan difícil para la acústica fue igualmente perfecto, por lo que volvemos a comprobar que esta banda es una de las mejores en vivo.

Señores respeten a sus mayores y los miembros de Black Sabbath son los mayores para cualquier banda de metal o rock que se crea la gran cosa.

SET LIST BLACK SABBATH:

  • War Pigs
  • Into the Void
  • Under the Sun/Every Day Comes and Goes
  • Snow Blind
  • Age of Reason
  • Black Sabbath
  • Behind the Wall of Sleep
  • Solo bajo Geezer Butler
  • N.I.B.
  • End of the Beginning
  • Fairies Wear Boots
  • Rat Salad
  • Solo de bactería Tommy Clufetos
  • Iron Man
  • God is dead?
  • Dirty Women
  • Children of the Grave
  • Introducción Sabbath bloody Sabbath
  • Encore: Paranoid

BLACK SABBATH LOGRA CON 13 UN ÁLBUM DE GRAN NIVEL

Tony Iommi, Ozzy Osbourne y Geezer Butler siguen más que vivos

Tony Iommi, Ozzy Osbourne y Geezer Butler siguen más que vivos

Cuando una gloriosa banda de rock regresa después de muchos años con sus más legendarios integrantes, los fans y la crítica especializada siempre espera con ansias el nuevo material y esto es precisamente lo que se ha visto  reflejado en la nueva producción de los iniciadores del heavy metal, Black Sabbath, con su álbum  13.

En este disco, Ozzy Osbourne, Tony Iommi, Geezer Butler  y su baterista invitado Brad Wilk, tratan de una forma absolutamente calculadora emular el espíritu de su primer álbum Black Sabbath y de su segundo Paranoid.

Tomando como base estas producciones, crean temas en tiempo lento, donde se nota la experiencia de una banda que sabe perfectamente qué hacer, como si estuvieran haciendo el proyecto de una casa siguiendo todas las indicaciones de su plano.

En sólo ocho temas, comenzamos con “End of the Beginning”, la cual si hubieran querido la habrían titulado “Black Sabbath II”, por la forma en que comienza, con esas notas en tiempo lento para después sonar la totalidad del  power chord en toda la canción y es donde se nota que Tony Iommi regresa al estilo Sabbath de los primeros discos.

El sencillo “God is Dead?”  refrenda el estilo del CD, mostrando expectación y misterio en su comienzo, para explotar en riffs que deleitan, seguramente en poco tiempo estarán dentro del catálogo clásico de esta banda.

También notamos  que la  voz de Ozzy ha perdido mucho de su tonalidad y fuerza, pero a pesar de que pudo haber sido ayudado por efectos de grabación, declina ese apoyo y lo escuchamos directo, como acostumbraban grabar en los 70’s.

En “Loner” ya se sienten un poco más alejados de igualar el estilo antiguo, y se concentran en una melodía que podría ser un poco predecible, pero que nos da un rock entretenido y podríamos  decir que cumplidor.

Con “Zeitgest”   rememoran la producción y estilo de esa calmada y relajante canción “Planet Caravan II”, del disco Paranoid, logrando un resultado efectivo, y Ozzy se escucha más suelto, con más fuerza que en los anteriores temas, aunque también es ayudado con un poco de efecto “chorus” en su interpretación.

Luego nos vamos con “Age of Reason” y es por fin donde comenzamos a oír “metal Sabbath” totalmente depurado y del siglo XXI, con excelente ritmo y esas preparaciones excelentes para ir al coro, donde Iommi demuestra por qué es  el maestro del riff,  realmente se escucha brillante.

Pero si este disco ya se estaba poniendo bueno, con “Live Forever”  escuchamos a Sabbath adueñándose nuevamente de cualquier fan que los haya abandonado, porque tocan con autoridad, desarrollando otro temazo, demostrando lo que hacen los maestros del heavy metal, aunque hayan dejado de ser unos jovencitos hace décadas.

Con “Damaged Soul”,  por fin escuchamos a Ozzy, como lo hubiéramos querido disfrutar en todo el álbum -con más fuerza en las vocales- esta canción para mí es otro clásico de gran nivel, donde escuchamos riffs punzantes y qué decir del puente para irse al solo de armónica y requinto. ¡Toda una lección  de cómo hacer metal blusero de primer nivel, maestros!

“Dear Father” retoma la temática del inicio del álbum, para después poner velocidad machacante y efectiva. En los últimos segundos retumba el efecto de un trueno y la lluvia, tal y como inicia su historia con el tema “Black Sabbath” de su primer álbum homónimo. Lo que me hace pensar que es un indicio o señal de que están dando un final para siempre a la edición de discos.

La producciòn de Rick Rubin es impecable, de hecho hace un trabajo tremendo en la sección rítmica, donde el bajo de Geezer Butler suena claro y agresivo, como si fuera otra guitarra eléctrica y no sólo estuviera acompañando los redobles y certeros golpes a la tarola de Brad Wilk.

En Inquisidor71 no acostumbramos poner estrellas a las críticas de discos, pero esta producción de Black Sabbath sin duda, es el mejor regreso de una banda clásica, y los números ya se han visto logrando el primer lugar en el Reino Unido y otros países.

Nota: En la edición de lujo de 13, se añaden los temas “Methademic”, “Peace of Mind”, “Pariah”, que suenan con más velocidad, quizás más al estilo que hace Ozzy como solista. Al principio pensé que no los habian añadido al álbum estándar para ganar más dinero, pero en realidad parece ser el comienzo de otro disco, con otro estilo y temática y probablemente por eso dejaron esas canciones en otra zona.

BLACK SABBATH POR FIN LLEGA A MÉXICO CON OZZY OSBOURNE

Black Sabbath llega a México sin Bill Ward

Black Sabbath llega a México sin Bill Ward

Lo que se esperaba, Black Sabbath anunció que se presentará en México el próximo 26 de octubre en el Foro Sol de la capital mexicana, donde será una velada de heavy metal de gran nivel, ya que también estará como grupo invitado, la banda de Dave Mustaine, Megadeth.

Era de esperarse que Black Sabbath incluyera a México en su gira donde promociona su álbum 13 que saldrá el próximo 11 de junio.

Por primera vez México tendrá la oportunidad de ver nuevamente al legendario Ozzy Osbourne junto a Tony Iommi en la guitarra -quien es considerado el arquitecto del riff metalero- y el siempre intenso Geezer Butler, con su habilidad en las cuatro cuerdas. Lástima que no estará el baterista original Bill Ward, debido a que no quiso continuar en esta reunión por falta de un contrato.

Los boletos saldrán a la venta el 20 y 21 de mayo para los tarjetahabientes Banamex y al día siguiente para el público en general.

Cualquiera que sea fan del heavy metal no debe perderse este concierto, porque verá a los creadores de este género musical, que hasta la fecha sigue siendo tan fundamental en el mundo del rock.

Black Sabbath ya estuvo anteriormente en México el 8 de noviembre de 1992,  pero en aquella ocasión llegó con otra alineación de lujo, Ronnie James Dio en la voz, Vinnie Appice en la batería, Geezer Butler en el bajo y Tony Iommi en la guitarra. Ese concierto fue en el Palacio de los Deportes y aunque no se llenó el recinto, personalmente, fue uno de los mejores conciertos a los que haya acudido, incluso, el sonido fue inmejorable, lo que comprueba que si un grupo toca perfecto y tiene un buen ingeniero puede superar considerablamente cualquier problema de acústica.

Ozzy Osbourne ya ha estado en México en un par de ocasiones, el 8 de abril del 2008, donde dio un concierto junto a Korn y Black Label Society y el 28 de agosto de 1995 donde trajo como guitarrista a Joe Holmes y Butler lo acompañó en el bajo, en esa ocasión me sorprendió la voz de Ozzy, sonaba muy fina, quizás mejor que en los discos y cuando escuchabas a Holmes parecía que realmente estabas viendo al extinto Randy Rhoads, por algo fue su maestro.

Esperamos con ansia el retorno del semioriginal Black Sabbath, donde el baterista es Tommy Clufetos, quien  ha tocado con Ozzy en su exitosa carrera solista.

¿QUÉ PODEMOS ESPERAR DE 13, EL NUEVO ÁLBUM DE BLACK SABBATH?

Black Sabbath dando todo en el escenario en Birmingham

Black Sabbath dando todo en el escenario en Birmingham

Sinceramente yo pensé que nunca más volvería a escuchar un disco de Black Sabbath con Ozzy Osbourne, pero el pasado domingo anunciaron que en junio saldrá a la venta su nueva producción llamada 13,  y comenzarán una gira por Oceanía, específicamente en Nueva Zelanda en abril próximo.

El disco casi se hizo con la alineación original, es decir, el maestro del riff Tony Iommi (guitarra), el siempre intenso Geezer Butler (bajo), la inconfundible y dramática voz de Ozzy Osbourne, pero en la baterìa no estuvo el grandioso Bill Ward, así que en los tambores tocó Brad Wilk de la banda Rage Against The Machine, quien fue contratado como músico de sesión.

¿Qué podemos esperar de este Black Sabbath?, el cual no han grabado nada con Ozzy desde 1978, cuando sacaron Never Say Die!, es decir, hace 34 años.

Sinceramente no creo que lleguen al nivel que demostraron en anteriores producciones, sin embargo, si sacaran por lo menos dos clásicos del nivel de “Symptom of the Universe” o de “Snowblind”, quedaría más que satisfecho y comprobaríamos que todavía hacen magia.

Pero el disco es sólo un pretexto para la reunión, porque los CD’s ya no se venden como antes, y si vamos a ver un concierto de esta legendaria banda será para escuchar sus legendarios clásicos, no para disfrutar el nuevo material.

La explicación de gastar dinero en hacer un nuevo disco es simple, es una banda con ética que no quiere decirle abiertamente a sus fans “sólo quiero tu dinero”, es un grupo que no sale de gira si no existe material nuevo, es la vieja forma de trabajar, es la vieja guardia,  que a pesar de sus años, seguramente saldrán a dar todo en cada noche y esperemos que llegue su tour a México y a todo Latinoamérica.

Bill Ward no pudo llegar a un arreglo con su contrato y por esa razón en febrero de 2012 renunció nuevamente a Black Sabbath, y fue sustituido por Tommy Clufetos (quien toca en la banda de Ozzy), pero no se ha confirmado si será miembro activo en la gira mundial que planean todo este año.

Lo que sea que saquen, yo estaré fielmente comprando el nuevo disco de esta banda, que le dio identidad total a la oscuridad que caracteriza el heavy metalVe aquí  el comunicado oficial.

RECORDANDO A OZZY OSBOURNE JUNTO A RANDY RHOADS

Ozzy y Randy en un inicio fantástico

Ozzy y Randy en un inicio fantástico

Comenzamos la semana con un video que nos muestra el renacer de Ozzy Osbourne, tras su triste salida de Black Sabbath. Iniciaba una carrera solista y en su alineación tenía al extinto pero siempre legendario guitarrista Randy Rhoads.

Ozzy junto a su grupo, le dieron una renovación al heavy metal, prácticamente lo expandieron, lo moldearon de una forma donde siempre hubiera un nuevo camino a tomar. A pesar del estilo barroco de  Rhoads, las canciones tenían un alto potencial comercial y mucha calidad.

Les dejo esta presentación realizada en un programa de televisión en Estados Unidos llamado “After Hours”,  el 28 de abril de 1981. Disfrútenla.